El Trovador 4280 of. 1101, Las Condes, Santiago
METRO ESCUELA MILITAR
contacto@padrescreciendo.cl

Developed by JoomVision.com

banner-01.png banner-01.png

banner-02.png banner-02.png

banner-03.png banner-03.png

banner-04.png banner-04.png

banner-05-cuidadoras.png banner-05-cuidadoras.png

Suscríbete para recibir novedades

Queremos mantenerte informado de las promociones y actividades que a te interesan. Déjanos tus datos (podrás cancelar tu suscripción cuando quieras).

redes

twitter pc
     facebook pc     youtube pc 

Sábado, 22 de Septiembre de 2012 22:15

UNA MADRE QUE VIVE SOLA CON SUS HIJOS

por  Carla Vivanco
Vota este articulo
(2 votos)

Paula tiene que vestir a sus dos hijos, preparar loncheras y servirles desayuno. Los lleva al colegio, los llama a media tarde y los recoge al terminar su jornada desde la casa de su madre. En la noche, se dispone a servirles la cena, disfrutarlos un rato y encausar sus vidas en lo que pueda. No hay otro adulto con quien compartir la tarea, con quien conversar lo cotidiano, con quien aliviar las heridas.

La tarea de cuidar, sustentar y formar hijos, ya es suficientemente difícil cuando se comparte entre padre y madre; pero es más agobiante aún, cuando se realiza sin compañía. Asuntos cotidianos como brazos que faltan para vestir niños, tiempo que escasea para servir desayunos, y oídos que se turnan para escuchar historias, pasan a ser menores, al lado de los temores y el vacío y la soledad que se siente.

El mayor problema de índole práctico, suele ser definir como hacer para entregar a los hijos todo lo que necesitan. Algunas madres llevan una carga mayor que otras. Es más arduo cuanto menos aporte y cercanía del padre y mientras menor ayuda se tenga de otras personas cercanas. A mayor carga no compartida, mayor agobio y frustración de la madre. Por el contrario, redes más colaboradoras y un padre que asume su labor de padre y comparte el trabajo de crianza, implica un menor agobio y frustración de la madre, lo que redunda en un mayor bienestar en ella y en consecuencia, mayor bienestar emocional de los hijos.

El mayor peligro suele ser, que la madre, sintiéndose superada y sin soporte, busque sin querer, el apoyo y la colaboración en sus hijos; quienes no están listos ni serán capaces de ayudarla. A los niños no hace falta “pedirles” esa ayuda; la brindan solos, porque es como que vinieran programados para completar al adulto que los cuida y ama. Son receptivos, captan las emociones: si la madre está triste, la alegran, si está angustiada, la calman.

Para facilitar las cosas y aminorar su carga, una madre que vive sola con sus hijos podría considerar lo siguiente:

1.    Buscar y preparar personas cercanas que funcionen como soporte. No es conveniente aislarse o hacerse la fuerte; porque la flaqueza, tarde o temprano, aflorará y lo hará donde no conviene, como por ejemplo, llorando frente a los hijos o con un ataque de furia por algo pequeño. Se necesita aliviar la carga con otros adultos que puedan cooperar.

2.    Es deseable formar a los hijos para que cooperen, pero no para que compartan. La diferencia radica en que ellos pueden ser ejecutores de varias tareas del cuidado de la casa o su cuidado personal y de sus hermanos; pero no pueden asumir ninguna carga personal, porque no están listos. Apresurarlos en esto, sólo los daña.

3.    Priorizar con inteligencia. Como obviamente no todo se puede hacer, es relevante saber escoger lo que se postergará o eliminará. Esto no sólo aplica para el cuidado de la casa o los quehaceres, sino que también implica que el poco tiempo del que se dispone para la relación con los hijos, debe privilegiar lo esencial (ver: Impacto del Trabajo en la Relación con sus hijos).

Aunque la madre que vive sola con sus hijos, experimenta tiempos laboriosos y dolorosos, el avanzar del tiempo y los logros de sus hijos, le darán una gratificación y satisfacción sin igual; sumado a los hermosos recuerdos de momentos íntimos compartidos con sus hijos, que atesorará por siempre.

Sobre la Autora:

Carla Vivanco Moreno
Psicóloga
Directora y Fundadora de PadresCreciendo
Magister en Psicología Clínica

blog comments powered by Disqus
Usted esta aquí: Home Temas de Interés UNA MADRE QUE VIVE SOLA CON SUS HIJOS
Back to Top

El Trovador 4280 of 1101, Las Condes, Santiago (a pasos del Metro Escuela Militar). Email: carlavivanco@padrescreciendo.cl
Copyright © 2011 Padres Creciendo. Todos los derechos reservados.
Se autoriza su reproducción, mencionando la fuente.